La percepción del cuerpo más allá de la vigorexia

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

La educación física es, sin duda, un aspecto esencial de la iniciación a la vida civilizada regulada por la educación. No es sólo entretenimiento apreciado, sino un conjunto de prescripciones higiénicas y medicinales, estéticas y éticas a la vez. En los tiempos antiguos, la educación física consistió en gimnasia para aumentar la fuerza, agilidad, flexibilidad y resistencia, como elemento característico y preponderante de la formación del joven griego. Desde la infancia hasta la adolescencia, se practicaban actividades físicas en forma obligatoria. Consideraban el cuerpo como un templo que encerraba el cerebro y el alma, buscando siempre un hombre bello y bueno, con alta moral y ética, manteniendo su salud y funcionalidad. “No ceses de esculpir tu propia estatua”, dijo Plotino. Eventualmente, se abandonaba la gimnasia estructurada y los ejercicios corporales en favor de los deportes. En la actualidad, los juegos que fomentan la competición y estimulan la conducta deportiva se usan a menudo como medio para posibilitar a los estudiantes la comprensión y la práctica de las habilidades físicas de modo que eleven su nivel de salud y bienestar.

Palabras clave:

2007-06-29   |   1,599 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 3 Núm.33. Abril 2007 Pags. 20-21 Odont Moder 2007; 3(33)