El estatus del embrión humano desde el gradualismo

Autor: Álvarez Díaz Jorge Alberto

Resumen

La bioética cubre temas clásicos del inicio al final de la vida humana. Al inicio de la vida humana, los problemas parten del mismo punto: el estatus del embrión humano. Existen numerosos e interesantes trabajos que abordan problemas alrededor de este tema, tales como la reproducción asistida, la recolección y manejo de gametos y embriones en el laboratorio, la investigación en células embrionarias, fuentes de células troncales (o células madre), la anticoncepción de emergencia, la interrupción voluntaria del embarazo, etc. Todos ellos se apoyan en conceptos filosóficos que pueden estar implícitos o explícitos. Las posturas filosóficas en torno al estatus del embrión humano se pueden dividir en dos: el personalismo y el gradualismo. El personalismo considera que el embrión es persona desde la fecundación. El gradualismo considera que es persona en un momento posterior a la fecundación. En este trabajo se aborda la definición de las palabras “estatus” y “embrión”, se resumen criterios para considerar a partir de que momento un ser humano es una persona, se presenta el gradualismo como una alternativa actual frente al personalismo y se enfatiza en la postura gradualista propuesta por Alonso Bedate sobre el estatus del embrión humano, sugiriendo que el gradualismo tiene sus fundamentos metafísicos en la biología moderna.

Palabras clave: Estatus embrión humano personalismo gradualismo.

2007-07-31   |   3,484 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 143 Núm.3. Mayo-Junio 2007 Pags. 267-277 Gac Méd Méx 2007; 143(3)