Resumen

Antecedentes: Los estudios experimentales han demostrado que los estrógenos previenen el depósito de colesterol en la capa íntima de las arterias, favorecen la función endotelial (impiden la contracción del músculo liso) y la vasodilatación de las arterias sanas. Objetivo: Comprobar si el tratamiento con estrógenos modifica la tensión arterial en mujeres posmenopáusicas sanas. Material y métodos: Estudio prospectivo, descriptivo y de causa-efecto realizado durante ocho semanas en la Unidad de Alta Especialidad en Ginecología y Obstetricia del Centro Médico La Raza. Se incluyeron 250 pacientes posmenopáusicas y a quienes se trató con estrógenos a dosis convencionales durante ocho semanas. Se determinó la tensión arterial antes y después del tratamiento. Se utilizó estadística descriptiva y los resultados se analizaron con la prueba de la t de Student pareada (p < 0.05). Resultados: El promedio de edad al inicio de la menopausia fue de 46 ± 4.2 años; la talla, 1.53 ± 0.6 m; el peso corporal, 60.9 ± 10.2 kg, y el índice de cintura-cadera, 81.3 ± 5.4. Antes del tratamiento con estrógenos el promedio de la tensión arterial fue de 90.2 ± 10 mmHg y después, de 85.7 ± 9.6 mmHg (p < 0.05). Conclusiones: Los resultados demuestran el efecto vasodilatador e hipotensor del tratamiento con estrógenos, desde su inicio temprano, ya que las pacientes manifestaron cambios clínicos (diferencia estadísticamente significativa). Se recomienda el tratamiento individualizado y la vigilancia en forma estrecha. La terapia estrogénica produce cambios benéficos en la tensión arterial de las mujeres posmenopáusicas.

Palabras clave: Terapia estrogénica tensión arterial posmenopausia.

2007-08-03   |   2,010 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 75 Núm.7. Julio 2007 Pags. 394-398 Ginecol Obstet Méx 2007; 75(7)