Uso del trióxido de arsénico (Arsenin®) en el tratamiento de la leucemia promielocítica en recaída

Autores: Hernández Padrón Carlos, Machín García Sergio, Gómez Carril Marta, Ramón Rodríguez Luis Gabriel, Losada Buchillón Rafael, Agramonte Llanes Olga M., Cruz Tamayo Fernando, et al

Fragmento

Desde el inicio de la década de los 90 del siglo pasado, la introducción del ácido trans-retinoico (ATRA) combinado con quimioterapia en los protocolos de tratamiento de la leucemia promielocítica (LPM) de nuevo diagnóstico, redujo notablemente la mortalidad en esta variedad de leucemia, al lograse un alto porcentaje de remisiones hematológicas y moleculares, lo que cambió espectacularmente el pronóstico y la sobrevida de estos pacientes. Sin embargo, alrededor del 20-30% del total de los casos pueden tener una recaída tanto hematológica como molecular en cualquier momento después de lograda la remisión. Estudios realizados por investigadores chinos, y posteriormente por norteamericanos, demostraron los efectos antileucémicos del trióxido de arsénico (TOA) en el tratamiento de la LPM en recaída, con el que se puede lograr una remisión completa aproximadamente en el 80% de los casos cuando se utiliza este medicamento en la primera recaída.

Palabras clave: Trióxido de arsénico leucemia promielocítica.

2007-08-14   |   1,673 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 23 Núm.1. Enero-Abril 2007 Pags. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter 2007; 23(1)