Hepatitis por virus C:

Una epidemia de alcance mundial 

Autor: Cisneros Garza Laura Esthela

Fragmento

Introducción El virus de hepatitis C es un miembro de la familia Flavivirus, de un género separado: hepacivirus, cuyo único miembro es el virus C. Es un virus cubierto, con tamaño de 30 a 60 nm, cuyo genoma es RNA de cadena sencilla con 9,600 nucleótidos, 3,000 aminoácidos (rango de 3,008 a 3,037 aminoácidos). Una de las características del virus es su heterogeneidad genética con seis genotipos mayores y más de 100 subtipos. Esta heterogeneidad genética tiene importantes implicaciones clínicas y diagnósticas, lo que explica la dificultad en el desarrollo de vacunas, así como la falta de respuesta terapéutica. Tiene, además, alta propensión a mutar. Se trasmite parenteralmente. Se desconocía la existencia de este virus durante las décadas de los setenta y ochenta. Se sabía que la mayor parte de las hepatitis postransfusionales eran secundarias a un virus, se atribuía el 25% de los casos a virus B, y el 75% de los mismos a lo que se le denominó hepatitis no A -no B. El agente etiológico de esta hepatitis era un enigma, hasta que investigadores de un laboratorio privado, Corporación Chiron, utilizaron técnicas avanzadas de biología molecular, e hicieron estudios en grandes volúmenes de plasma de chimpancé del Centro de Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos. Ellos extrajeron el RNA, lo clonaron a un vector de expresión y expusieron el producto expresado a suero inmune. De los millones de clonas estudiadas, una sola resultó positiva y se le denominó virus de hepatitis C. En 1988, Choo y cols. caracterizaron el virus C y, posteriormente, se desarrolló una prueba de anticuerpos para detectar la infección.

Palabras clave:

2007-08-28   |   719 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 4 Núm.11. Enero-Abril 2007 Pags. 8-16 Revista AVANCES 2007; 4(11)