Implementación del método rápido de diagnóstico de virus por inmunofluorescencia en niños hospitalizados por infecciones respiratorias agudas

Autores: Portillo CM, Cruz J

Resumen

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) constituyen una causa importante de morbimortalidad en pediatría donde los virus tienen un papel relevante, pudiendo ser diagnosticados por la inmunofluorescencia directa (IFD) con sensibilidad similar al aislamiento en cultivos. El objetivo del estudio fue evaluar la frecuencia de agentes virales asociados a IRA en niños internados por esta causa en diferentes hospitales del país y conocer el aspecto clínico-epidemiológico. Se realizó un estudio de corte transversal donde se analizaron por inmunofluorescencia, aspirados nasofaríngeos, secreciones traqueales, nasales y lavados bronquiales. Entre enero y octubre de 1997, se estudiaron 111 muestras de niños de 15 días a 10 años, identificándose un agente viral en 59 de ellos. Los agentes hallados fueron virus sincicial respiratorio (VSR) (47%), parainfluenza 1,2,3, (5.4%), adenovirus (3.6%), influenza A (5.4%), influenza B (1.8%). Los patrones clínicos fueron bronquiolitis (49%), neumonías (42%) y croup (8.5%). Los VSR se identificaron con mayor frecuencia con pico en agosto (63%) en lactantes menores. El virus de influenza A se presentó con temporalidad similar y se relacionó con casos severos en niños mayores de 5 años en el Chaco. El parainfluenza se observó en menores de 1 año. El adenovirus fue más esporádico pero uno de ellos se relacionó a un caso fatal. Se observaron asociaciones de agentes virales. Con esta técnica de diagnóstico útil se dispone del primer dato sobre la epidemiología de las afecciones respiratorias agudas de probable etiología viral en la población infantil del país que requirió hospitalización, siendo similar a lo observado en otros países.

Palabras clave: Infección respiratoria aguda inmuno-fluorescencia virus respiratorio.

2007-09-11   |   794 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 98 Núm.2. Marzo-Abril 2000 Pags. 99-102 Arch Argent Pediatr 2000; 98(2)