Resumen

Introducción: La neumonía adquirida en la comunidad (NAC) describe los casos de neumonía que adquiere la población en su lugar de residencia habitual sin haberse hospitalizado, por lo menos siete días antes del inicio del cuadro. Mientras que una neumonía nosocomial o intrahospitalaria, es aquella que se presenta en pacientes con más de 48 horas de hospitalización y que no se encontraba en incubación al momento del internamiento. En la mujer embarazada, la neumonía es la causa más frecuente de infección grave no obstétrica. El cuadro presenta datos clínicos atípicos, tiene un curso más grave y es más difícil de tratar que en la mujer no embarazada. Diagnóstico: Se basa en la presencia de un cuadro clínico y de una lesión en la radiografía de tórax compatible con una neumonía. Disnea, fiebre y tos son signos clínicos que ayudan al diagnóstico en pacientes adultos sanos sin enfermedad cardiopulmonar previa, pero en la mujer embarazada, el diagnóstico incorrecto es frecuente. Etiología: En la neumonía comunitaria los agentes etiológicos más frecuentes son: Streptococcus pneumoniae (17%), Haemophilus influenzae (5.5%), Mycoplasma pneumoniae (3%), Legionella sp (3%), Staphylococcus aureus (1.2%), virus de influenza A (1.2%) y otros virus (9%); pero hasta en 60% no se logra identificar la etiología. Tratamiento: Aunque hay que medir los riesgos de la infección en relación con los riesgos de los efectos adversos de los fármacos a utilizar, tanto en el feto como en la madre, las opciones incluyen antimicrobianos, antivirales y antifúngicos. Conclusiones: Las estrategias de tratamiento desarrolladas para las mujeres adultas no embarazadas pueden de esta manera ser aplicadas ampliamente en la mujer embarazada con modificaciones en la prescripción, considerando los efectos tóxicos que pudieran verse en el feto.

Palabras clave: Embarazo neumonía tratamiento.

2007-11-13   |   14,272 visitas   |   3 valoraciones

Vol. 21 Núm.3. Julio-Septiembre 2007 Pags. 155-162 Perinatol Reprod Hum 2007; 21(3)