Cáncer de cavidad oral

Autor: Chediak A Edmond

Fragmento

Todas las conferencias sobre oncología deberían iniciarse diciendo EL CÁNCER ES CURABLE, a condición que se haga un diagnostico precoz de él. Esto es una realidad para casi todas las neoplasias malignas ya que es bien sabido por todos los oncólogos que el mejor tratamiento para el cáncer no es la cirugía ni la radioterapia o la quimioterapia sino el diagnóstico temprano y el inicio rápido del tratamiento. Sin embargo, esto raramente ocurre. Analicemos algunos posibles motivos. Si bien es cierto que algunos tumores son de difícil diagnostico en su etapa inicial, debido principalmente a su localización, en el cáncer de la cavidad oral esta premisa no es valida pues la boca, después de la piel, es el órgano del cuerpo humano más accesible a la inspección y al examen. Es rara la persona que no se mire al espejo por lo menos una vez al día, y así pueda detectar cualquier anomalía facial o verse una pequeña ulceración en la boca que le indique que algo anormal esta sucediendo. Sin embargo, rara vez acuden rápidamente a consulta. ¿Cuáles son las razones? Una es la falta de información que tiene el público sobre el tema, ya que muchos pacientes preguntan si en la boca también da cáncer y otra es que el cáncer en su estado inicial no es doloroso lo cual hace que tanto el paciente como le médico y el odontólogo, sin conocimientos suficientes de patología oncológica, le dediquen poca atención a esa pequeña ulcera, casi invisible, que presenta en la lengua o en el piso de la boca.

Palabras clave:

2008-03-27   |   1,579 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 26 Núm.3. Septiembre 2004 Pags. 165-178 Medicina Ac. Col. 2004; 26(3)