Resumen

Introducción: El trauma duodenal es infrecuente. La duodenorrafia primaria es posible en 85% de los casos, pero en el trauma duodenal complejo hay que instaurar otras técnicas. La Escala de Gravedad de la Lesión de la AAST-OIS (American Association for the Surgery of Trauma – Organ Injury Scale) no define la necesidad de instaurar una técnica quirúrgica particular. Deseamos saber si hay indicadores anatómicos, de mecanismo de lesión o pronósticos validados estadísticamente que definan la instauración una técnica quirúrgica específica. Material y método: Búsqueda bibliográfica electrónica y estratificación de datos de reportes de casos, series de casos y series clínicas relacionados con trauma duodenal de las bases MED-LINE, IMBIOMED, MEDIGRAPHIC y HELLIS. Método estadístico: análisis univariado e índice de correlación de rangos de Spearman. Resultados: En 39 años, en 93 manuscritos se reportó 3,345 casos de trauma duodenal. Trauma penetrante 84.4%, contuso 15.6%. Duodenorrafia primaria en 65.7% y técnicas complejas en 34.3% de los casos. Técnica compleja más común: resección y anastomosis (44.5%). Análisis univariado: el trauma penetrante tuvo relación significativa con la resección y anastomosis. Conclusiones: Aunque es posible asociar ciertas situaciones clínicas con algunas técnicas quirúrgicas avanzadas, no es factible validar con solidez estadística indicadores fiables para instituir una técnica quirúrgica específica en trauma duodenal complejo. El abordaje sistemático de Asensio, la adherencia estricta de la escala AAST-OIS y la evaluación minuciosa de la magnitud de la lesión, lesiones asociadas y estabilidad hemodinámica son indispensables para la toma de decisiones. Hasta hoy no existe alternativa a la experiencia clínica para elegir la terapia quirúrgica óptima.

Palabras clave: Tauma duodenal tratamiento quirúrgico.

2008-08-13   |   2,975 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 62 Núm.3. Mayo-Junio 2008 Pags. 109-117 Rev Sanid Milit Mex 2008; 62(3)