Coristomas epibulbares en síndromes genéticos.

Presentación de casos 

Autor: Villanueva Mendoza Cristina

Resumen

Introducción: Los coristomas epibulbares son tumores benignos constituidos por un tejido normal en una localización anómala. Se reconocen las siguientes variedades: 1) dermoides, constituidos por tejido conectivo cubiertos de epidermis; 2) lipodermoides, además del tejido conectivo y epidermis hay tejido graso; 3) coristomas complejos, constituidos por tejidos de diferentes orígenes. Usualmente las lesiones son sólidas y pueden tener un aspecto blanquecido, rosado o amarillento y, a su vez, pueden ser pequeñas y poco elevadas localizadas en el limbo o bien de mayores dimensiones ocupando gran parte de la región interpalpebral. Pueden manifestarse en forma aislada o como parte de síndromes genéticos, el más conocido es el de Goldenhar. Objetivo: Presentar ejemplos de diversas patologías asociadas con coristomas epibulbares. Se revisarán casos con síndrome de Goldenhar, nevo sebáceo de Jadassohn, fisuras faciales y aplasia cutis congénita con dermoides. Conclusiones: Es fundamental la valoración sistémica en todos los pacientes con coristomas epibulbares para poder establecer el diagnóstico sindromático de patologías poco comunes asociadas con este tipo de lesiones y diferentes del síndrome de Goldenhar.

Palabras clave: Coristoma dermoide lipodermoide Goldenhar fisuras faciales nevo sebáceo de Jadassohn.

2008-12-09   |   2,838 visitas   |   Evalua este artículo 1 valoraciones

Vol. 82 Núm.6. Noviembre-Diciembre 2008 Pags. 410-415 Rev Mex Oftalmol 2008; 82(6)