Certificación y acreditación en Chile:

Un modelo sui generis 

Autor: Bannura Cumsille Guillermo

Fragmento

Aunque estos dos términos se utilizan a menudo en forma indistinta, debemos hacer una clara distinción entre ellos, lo que permitirá una mejor comprensión de los procesos y los avances logrados en nuestro país en materia de certificación y acreditación. En general, es correcto aplicar el concepto de certificación a las personas (“certificación de especialista en cirugía”) y reservar el concepto de acreditación para referirse a las Instituciones que cumplen una función asistencial y a los Centros encargados de la Formación Médica. La certificación de los médicos especialistas ha estado durante más de 50 años bajo la tuición de las Universidades que eran los centro formadores a través de Programas de Especialización Específicos. El año 1984 se crea el CONACEM –Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas– como una entidad de carácter autónomo e independiente, que se ha encargado de certificar a los médicos que en forma voluntaria lo soliciten. Los postulantes pueden ser médicos titulados en los programas de formación de especialistas debidamente acreditados de una Facultad perteneciente a ASOFAMECH, aquellos formados en el extranjero y los nacionales cuya formación surge como adiestramiento en práctica (los cuales deben rendir un examen de idoneidad). El Directorio de esta entidad está formada por 4 representantes de ASOFAMECH, 4 miembros de las Sociedades Científicas agrupadas en ASOCIMED, 4 representantes del Colegio Médico de Chile y 1 miembro de la Academia de Medicina.

Palabras clave:

2009-02-16   |   521 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 61 Núm.1. Enero-Febrero 2009 Pags. 11-12 Rev Chil Cir 2009; 61(1)