Relevancia clínica del nervio trigémino

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

El nervio trigémino tiene una raíz sensitiva gruesa, que conduce sensaciones de la piel y la mucosa de la mayor parte de la cabeza y una raíz motora delgada, la cual inerva la mayor parte de los músculos masticadores (masetero, temporal, pterigoideo, milohioideo) y el tensor del tímpano del oído medio. Las fibras eferentes del nervio (porción menor) se originan en el núcleo motor, en el puente de Varolio; este grupo celular recibe aferencia bilateral de los haces corticobulbares y conexiones reflejas del haz espinal del V par y controla los músculos comprendidos en la masticación. La raíz sensitiva (porción principal del nervio) se origina en neuronas del ganglio semilunar (también llamado de Gasser o del trigémino) en una envoltura de duramadre (fosa de Meckel) lateral al seno cavernoso. Pasa posteriormente entre el seno petroso superior en la tienda del cerebelo y la base del cráneo para penetrar en el puente de Varolio. Las fibras de la rama oftálmica entran en el cráneo a través de la hendidura orbital superior. Las de la rama maxilar pasan a través del agujero redondo, en tanto que las sensitivas de la rama mandibular, unidas por las fibras motoras encargadas de la masticación, se dirigen a través del agujero oval.

Palabras clave:

2009-04-06   |   2,588 visitas   |   22 valoraciones

Vol. 5 Núm.52. Noviembre 2008 Pags. 18 Odont Moder 2008; 5(52)