Desinfección y esterilización

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

Desde mediados de marzo de 2009, se ha registrado en México un relevante número de personas afectadas por el brote de una nueva cepa de H1N1, subtipo del Influenzavirus tipo A del virus de la gripe, perteneciente a la familia de los Orthomyxoviridae. Sin duda, esta contingencia sanitaria debe confirmar las medidas y procedimientos higiénicos, de desinfección y esterilización presentes en toda clínica dental, porque, como es bien sabido, en ella pueden adquirirse y transmitirse una amplia variedad de enfermedades infecciosas, obligando a que los odontólogos, estomatólogos, estudiantes en formación y el personal auxiliar deban conocer y revisar de manera esquemática la serie de normas de higiene, esterilización, los métodos de protección de barrera, el correcto manejo del instrumental y las formas de controlar el riesgo de infección propuestos por los Centers for Desease Control and Prevention (CDC), la Asociación Dental Americana (ADA) y la Federación Dental Internacional (FDI), entre otros. Todas ellas tienen en común la filosofía de las precauciones universales, que consiste en que la sangre y los diversos líquidos de todos los pacientes deben ser manipulados por procedimientos de protección, desinfección y esterilización como si estuvieran contaminados por microorganismos patógenos. Desinfección Por fortuna, existen diferentes agentes desinfectantes con base química para satisfacer las exigencias de una clínica dental. Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que algunos de estos compuestos, según la concentración y el tiempo de actuación, pueden conseguir la esterilización. Hay cuatro categorías que son aceptadas por la ADA. 1. Soluciones cloradas. De ellas la más empleada es el hipoclorito sódico. Suelen utilizarse a una solución entre el 0.1% y el 2%, con un tiempo de desinfección de 10-30 minutos. Presentan una serie de inconvenientes, como su poder corrosivo para los metales, perder actividad en presencia de materia orgánica, y deteriorarse con rapidez, por lo que deben reemplazarse semanalmente.

Palabras clave:

2009-11-30   |   1,887 visitas   |   5 valoraciones

Vol. 5 Núm.59. Junio 2009 Pags. 14 Odont Moder 2009; 5(59)