Fragmento

Respuesta a la queja del Dr. Jordi Camí En este número se publica, a solicitud del Dr. Jordi Camí, una carta de notificación de plagio en relación con el editorial publicado en Medicina Universitaria 2008; 10(41):182-6. En relación con esto, siendo los editores y autores del citado texto, nos permitimos hacer algunas precisiones. Aunque parezca extraño el concepto de plagio no es claro ni preciso. Ni la Real Academia Española de la Lengua, ni los reales decretos que se han promulgado, ni las leyes orgánicas que lo mencionan definen de una forma precisa y detallada lo que es el “plagio”. Sin embargo, podemos decir que el plagio ocurre cuando uno toma prestadas palabras o ideas de otros y no se reconoce expresamente haberlo hecho. Por tanto, cada vez que uno escribe un documento que requiera investigación, se debe informar a sus lectores de dónde obtuvo las ideas y aseveraciones o datos que no son propios. Tanto si uno cita directamente o hace un resumen de la información, debe darle reconocimiento a sus fuentes, citándolas. De esta manera obtiene uno “permiso” para utilizar las palabras de otro porque está dándole crédito por el trabajo que él o ella han realizado. Sin embargo, aun cuando se haga dicho resumen, uno corre el riesgo de incurrir en plagio. En la embarazosa situación expuesta en la carta del Dr. Camí, acerca de que hemos incurrido de manera incorrecta en un plagio, debemos señalar que en el texto al que se hace referencia, se ha tomado la precaución de citar de manera puntual quién es el autor de este extenso párrafo.

Palabras clave:

2009-12-09   |   1,195 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 11 Núm.43. Abril-Junio 2009 Pags. 143-144 Med Univer 2009; 11(43)