Dermatitis por contacto a Metopium brownie (Chechem).

Observaciones clínicas de 20 casos en Quintana Roo, México 

Autores: Romano Quintanilla Marco, Arenas Guzmán Roberto

Resumen

Antecedentes: Las fitodermatitis son frecuentes en la práctica dermatológica. En la península de Yucatán observamos entre otras, la ocasionada por Metopium brownei cuyo componente tóxico es el urushiol. No hay comunicaciones previas de esta dermatosis en la literatura revisada. Objetivo: Identificar las principales características clínicas de la dermatitis reaccional por Metopium brownei.. Metodología: Estudio retrospectivo de 20 casos. Se registraron las siguientes variables: edad, sexo, ocupación, sitio de exposición, tiempo de aparición de las primeras manifestaciones, topografía, morfología y diagnóstico clínico. No se realizaron pruebas epicutáneas. Resultados: 65% fueron de sexo masculino, con un promedio de edad de 25.1 años. No se documentó una ocupación predominante, la selva fue el sitio de encuentro con el árbol (90%) y el tiempo de inicio de las manifestaciones fue en promedio, de 2.5 días luego de la exposición. Las reacciones tipo eccema fueron las más comunes. En ausencia de pruebas de parche, se realizó el diagnóstico clínico probable de dermatitis por contacto alérgica en 9 de los 20 pacientes (45%), en 30% tanto irritativa como alérgica, en 1% fotosensibilidad y en 1% dermatitis por contacto aerotransportada. Conclusiones: Las reacciones a Metopium brownei corresponden principalmente a un probable proceso alérgico local, sistémico, con fotosensibilidad o aerotransportado. Las manifestaciones clínicas son muy similares a las observadas con la hiedra venenosa y otras fitodermatitis causadas por urushiol. La gran afluencia de turistas a la península de Yucatán permite suponer que este cuadro puede observarse en cualquier parte del mundo y su reconocimiento puede ser de utilidad aún para la comunidad dermatológica que no resida en las zonas endémicas.

Palabras clave: Dermatitis por contacto eccema Metopium brownei urushiol.

2009-12-10   |   4,253 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 7 Núm.4. Octubre-Diciembre 2009 Pags. 226-233 Dermatología CMQ 2009; 7(4)