Fragmento

El Instituto Nacional de Pediatría (INP), consciente de la necesidad de apoyo por parte de los padres de familia en el momento de enfrentarse al diagnóstico de enfermedad en la fase terminal de su hijo, ha tomado como punto de partida el abordaje multidisciplinario para tratar esta importante pérdida. La Unidad de Cuidados Paliativos del INP, mediante un equipo interdisciplinario, desempeña su labor en horarios flexibles y ofrece un manejo integral del paciente y la familia, abordando de manera sencilla y profesional los aspectos del dolor físico, emocional y espiritual. Cuando el enfermo se encuentra hospitalizado, la función del personal médico es paliar el dolor, no intentar curarlo; es brindar un tratamiento apropiado para el control de los síntomas, lo que incluye la intervención del equipo tanatológico. El cierre de círculos y la resolución de cuentas pendientes liberan de la carga emocional al paciente y a la familia, lo cual conlleva a una mejor calidad de vida que propicia una muerte digna (sin dolor físico y emocional). El duelo tiene varias etapas: negación, ira-rabia, regateo, depresión, aceptación y esperanza, mismas que dan la pauta para el manejo adecuado del fallecimiento de su ser querido.

Palabras clave:

2010-01-11   |   3,421 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 6 Núm.6. Noviembre 2009 Pags. 4-6 Dol Clin Ter 2009; 6(VI)