La educación en neurología instrucción, formación y perfeccionamiento de nuestros neurólogos

Autor: Consalvo Damian

Fragmento

Cuándo empieza y cuándo termina la formación del médico son cuestiones no muy difíciles de poder establecer. En la Universidad de Buenos Aires (UBA) la formación médica comprende como primera instancia a la Carrera de Grado en la Facultad de Medicina. Luego de haber cumplido con los ciclos Biomédico, Clínico e Internado anual rotatorio se obtiene el título de Médico. Por lo tanto podemos aseverar, con cierto grado de certeza, que la formación del médico comienza con el primer día de clases en la Facultad. Una vez obtenido el título de Médico la formación debería continuar con el sistema de residencias médicas, que comprende a la formación clínica general o quirúrgica, como así también a las diferentes especialidades, dentro de las cuales se incluye a la neurología. El sistema de residencias médicas es considerado el mejor sistema de formación para la práctica tanto de una especialidad como de la medicina general. En la comunidad profesional y académica existe consenso en relación con la conveniencia de que todos los jóvenes debieran ampliar y profundizar su formación mediante el régimen de residencia. Esta situación nos lleva a considerar que, si todos pensamos que no hay un sistema de formación médica superior al sistema de residencia, este debiera ser considerado obligatorio antes de habilitar al médico para la atención de un paciente en la vida real. Paralelamente a la formación médica durante la residencia, es posible realizar el Posgrado Universitario o Carrera de Médico Especialista. El título más prestigioso en este sentido es sin duda el de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Tradicionalmente, los cursos de posgrado universitario y los programas de residencia se desarrollaban en forma totalmente independiente, mientras que en la actualidad se observan numerosas modalidades de articulación que hacen coincidir la categoría de ‘médico especialista’ con un título universitario. Esto debería ser en definitiva el objetivo deseado, la coincidencia de los programas de formación de la Carrera de Médico Especialista con el de los programas de Residencias.

Palabras clave:

2010-01-29   |   1,487 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 34 Núm.2. Julio 2009 Pags. 73-74 Rev Neurol Arg 2009; 1(2)