Eficacia de la exploración del haz papilomacular para detectar edema macular diabético

Autores: Razo-Blanco Hernández Dulce Milagros, Cuan Marisol, Lima Gómez Virgilio

Resumen

Objetivo: Determinar la eficacia de la identificación de los exudados en el haz papilomacular en diabéticos tipo 2 para detectar edema macular clínicamente significativo (EMCS) en el primer nivel de atención. Material y métodos: Estudio observacional, prospectivo, analítico, transversal y abierto. Se evaluaron pacientes diabéticos tipo 2 de cualquier género, edad de 40-70 años, con retinopatía diabética y EMCS de enero 2005 a junio del 2006. El EMCS fue diagnosticado mediante biomicroscopia por el especialista en retina, y se identificó por el medico general la presencia de exudados en el haz papilomacular a través de las fotografías digitales como sustituto para diagnosticar edema macular. Se calculó la proporción e intervalos de confianza de 95% en los ojos con exudados determinados por el médico general. Resultados: 59 ojos de 43 pacientes. 41 ojos tuvieron exudados en el haz papilomacular (69.5%, I.C.95% 57.75-81.24). En 30.5% restante no hubo exudados en el haz papilomacular así que el diagnóstico no pudo realizarse. Conclusiones: El haz papilomacular es un área usualmente evaluada por el médico general, y los exudados son un signo adyacente de edema, son fácilmente observables en el fondo de ojo no dilatado por el oftalmoscopio directo; sin embargo, aunque cada ojo con exudados fue identificado, la proporción de edema que puede detectarse por esta identificación fue baja. Los resultados sugieren que a pesar de que los exudados son fáciles de identificar en el haz papilomacular, para el diagnóstico en una proporción mayor del EMCS es necesaria la dilatación de la pupila para evaluar fuera de esta estructura.

Palabras clave: Diabetes mellitus edema macular clínicamente significativo exudados haz papilomacular retinopatía diabética.

2010-02-17   |   1,711 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 76 Núm.4. Octubre-Diciembre 2009 Pags. 186-189 Rev Hosp Jua Mex 2009; 76(4)