Renacimiento de un viejo medicamento

Empleo del arsénico en el tratamiento de la leucemia promielocítica 

Autor: Hernández Ramírez Porfirio

Fragmento

Al Director: La indicación terapéutica del arsénico en pomadas, soluciones o polvos, se remonta varios siglos atrás. En los tiempos de las antiguas civilizaciones griegas y romanas se empleó en diversas afecciones. En la medicina tradicional china se ha usado una pasta de trióxido de arsénico en ciertos procesos dentales como agente desvitalizante de la pulpa dentaria. También se ha indicado en otras enfermedades tales como la psoriasis, sífilis y procesos reumáticos. En el ámbito religioso se recomendaba con la finalidad de alejar a los seglares de las influencias malignas. En la medicina occidental también se ha usado el arsénico desde hace muchos años. Se tiene conocimiento que en 1594 se aplicaba de forma externa como agente cáustico y además se asociaba con otros productos, entre ellos el azufre. En 1865 se comunicó la evolución de un paciente con leucemia mieloide crónica (LMC) que logró una remisión clínica al ser tratado con una solución de arsenito de potasio (licor de Fowler). A partir de entonces, el arsénico se indicó regularmente como tratamiento de la LMC.5 En 1892, Osler comentó en su clásico libro de Medicina su experiencia personal con el arsénico como agente terapéutico, señaló su utilidad y además ilustró el descenso a veces espectacular de la cifra de leucocitos que podía producirse en algunos casos.

Palabras clave: Arsénico pomadas medicina tradicional.

2003-01-18   |   649 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 16 Núm.1. Enero-Abril 2000 Pags. 67-69. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter 2000; 16(1)