Los sumerios

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

Entre los años 3500 y 3000 a.C., en la fértil llanura entre los ríos Tigris y Éufrates, el pueblo sumerio inició el desarrollo de una civilización avanzada, la cual puede ser hoy día bien conocida pues muchos de sus escritos cuneiformes, realizados en tablillas de arcilla, sobrevivieron por más de veintisiete siglos en las ruinas de la biblioteca real del rey asirio Asurbanipal. En estas piezas de arcilla, cocidas al fuego en el siglo VII a.C., está la mayor parte del conocimiento de la medicina y odontología de Mesopotamia. Como en la mayoría de las sociedades primitivas, las artes curativas practicadas en esta región eran en gran medida de naturaleza religiosa y mágica. Concedían gran importancia a los augurios y a la adivinación, y se creía que los responsables de las enfermedades eran demonios que habitaban el cuerpo del paciente, por lo que para repeler y expulsar a los malos espíritus se usaban repugnantes remedios a base de gusanos e insectos. De manera contundente puede afirmarse que durante el imperio babilónico la medicina, la odontología y la cirugía atravesaron uno de sus momentos culminantes. Por primera vez seres humanos que concentraron su vida en la adquisición de conocimientos sobre el cuerpo humano trataban las enfermedades utilizando medicamentos o realizando una cirugía sencilla. Si tenían éxito eran bien recompensados, pero si la tragedia sobrevenía se arriesgaban a afrontar severos castigos. Y fue en el código legal escrito durante el reino de Hammurabi donde se anunciaban claramente las recompensas y castigos reservados a los practicantes de las artes de la salud. Está grabado sobre esta estela de basalto negra de 2.2 metros de altura, realizada hacia el 1780 a.C. El relieve que se encuentra sobre la inscripción representa a Hammurabi ante Samas, el dios del Sol, quien le está ofreciendo al rey un bastón y un anillo que simbolizan el poder para administrar la ley. Grabado en una estela de diorita negra, preservada en el Musée du Louvre, sus leyes abarcan el periodo de 1792 a 1750 a.C.

Palabras clave:

2010-04-06   |   1,745 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 6 Núm.68. Marzo 2010 Pags. 14 Odont Moder 2010; 6(68)