Posturas físicas forzadas en la labor odontológica

primera de tres partes 

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

Las posturas forzadas comprenden las posiciones del cuerpo fijas o restringidas, que sobrecargan a los músculos, los tendones y las articulaciones de una manera asimétrica, produciendo carga estática en la musculatura. Existen numerosas actividades en el consultorio en las que el dentista o su personal auxiliar deben asumir una variedad de posiciones inadecuadas que pueden provocarles un estrés biomecánico significativo en diferentes articulaciones y en sus tejidos blandos adyacentes, comunes en trabajos en bipedestación, sedestación prolongada y laboratorio dental pudiendo dar lugar a lesiones musculoesqueléticas. Implican fundamentalmente a tronco, brazos y piernas, y sin duda, las posturas de trabajo inadecuadas son uno de los factores de riesgo más importantes en los trastornos musculoesqueléticos. Sus efectos van desde las molestias ligeras hasta la existencia de una verdadera incapacidad. Si bien no se conoce con exactitud el mecanismo de relación entre las posturas consideradas como anómalas y la aparición de trastornos musculoesqueléticos, no existe un modelo razonablemente comprensible que permita establecer criterios de diseño y prevención de los trastornos que se producen. Distinguir una posición inadecuada, o cuánto tiempo puede adoptarse sin generar riesgo, no establece límites al criterio por lo general aceptado de que ejerce un efecto limitador de la carga de trabajo en el tiempo, o en la efectividad de una persona que desempeña una labor.

Palabras clave:

2010-05-17   |   1,771 visitas   |   73 valoraciones

Vol. 6 Núm.70. Mayo 2010 Pags. 14-15 Odont Moder 2010; 6(70)