Trauma raquimedular en niños

Autores: Díaz Posada Rodrigo Ignacio, Barrientos Hernán Darío

Fragmento

Introducción: Afortunadamente el trauma raquimedular (TR M) en niños es raro, sin embargo aquellos que los sufren pueden llegar a tener graves consecuencias en la columna porque además de afectar las potencialidades del órgano también aumentan los riesgos de deformidades post traumáticas espinales. Es de vital importancia el diagnóstico adecuado, el tratamiento pertinente y la rehabilitación temprana para evitar secuelas neurológicas graves y obtener una adecuada restitución a la vida en sociedad. En términos generales el tratamiento de estas lesiones es más conservador a diferencia al que se aplica en los adultos aún con lesiones comparativamente graves. Causas: La causa del trauma varía con la edad, en pacientes entre 0-9 años la causa más frecuente son los accidentes ocurridos como peatones y las caídas que cuentan con el 75% de los casos. Entre los 10 a los 14 años de edad se eleva la frecuencia de trauma raquimedular por accidente automovilístico y como motociclista con un 40% de los casos. Entre los 15-17 años los accidentes en moto y automovilísticos son las causas principales con más del 75%. Los accidentes en los niños pequeños tienden a ocurrir en áreas cercanas a la casa mientras que en el grupo mayor tienden a ocurrir en una distancia mayor de la casa. Epidemiología: Se calcula que la incidencia del TR M en la infancia oscila en 5%-10% de todos los traumas en niños y es del 2-5% de todos los TR M. La proporción en cuanto a géneros varia poco con la edad en el grupo de 0-9 años ya que los accidentes como peatón no diferencia sexos, aunque en las caídas sea un poco mayor la frecuencia en los niños. Los traumas medulares son más frecuentes en niños de menor edad y las fracturas son más frecuentes en niños mayores, ya que a partir de los 8 años de edad, el patrón de TRM de los niños empieza a parecerse al del adulto. Desde los 10 años de edad con la participación en deportes agresivos y la manera de conducir automóviles los cuales señalan el patrón de comportamiento del adolescente masculino la diferencia se hace más marcada y los niños se afectan entre el 61-66%. La columna cervical es la que más frecuentemente se ve comprometida y es común frecuente en pacientes con trauma de cráneo concomitante. La columna dorsal se ve comprometida en pacientes con traumas torácicos y la columna dorsolumbar en traumas abdominales. El TRM en neonatos suele asociarse a partos distócicos en podálica y con el uso de fórceps, los cuales se presentan en la columna cervical.

Palabras clave:

2010-05-27   |   5,068 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 17 Núm.1. Marzo 2010 Pags. 85 Neurocien Colom 2010; 17(1)