Placa dentobacteriana

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

La cavidad bucal posee un ambiente húmedo, una temperatura relativamente constante (34 a 36ºC) y un pH que tiende a la neutralidad en la mayoría de sus superficies, por lo que soporta el crecimiento de una gran variedad de especies. Por tanto, este acúmulo bacteriano denominado como placa dentobacteriana (PDB), es resultado de la interacción entre el medio bucal y la flora bacteriana, así como de su localización (superficies dentales, surcos y fosas de la cara oclusal, surco gingival), composición bacteriana, metabolismo e incidencia patológica posibles en el diente, tejido conectivo pulpar o estructuras periodontales. La PDB, es una acumulación heterogénea que se adhiere a la superficie dental o se sitúa en el espacio gingivodental, está compuesta por una comunidad microbiana rica en bacterias aerobias y anaerobias, rodeadas por una matriz intercelular de polímeros de origen microbiano y salival. La materia alba es un depósito blando, consistente y mate, de color blanco amarillento, que se forma y adhiere a la superficie dental y a las restauraciones protésicas en pocas horas y no se elimina con el agua a presión, a diferencia de la saburra, la cual se estructura por restos alimenticios, leucocitos en vía de desintegración, células epiteliales descamativas y diversos microorganismos. Hay varias clasificaciones de PDB: por sus propiedades (adherente o poco adherente); por su capacidad patógena (cariógenica o periodontopatogénica); por su localización (supragingival o subgingival).

Palabras clave:

2010-07-15   |   4,120 visitas   |   4 valoraciones

Vol. 6 Núm.71. Junio 2010 Pags. 2-3 Odont Moder 2010; 6(71)