Percepción del dolor de origen trigeminal

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

Este tipo de molestia parece agravarse por la hiperactividad simpática; el efecto puede ser secundario a cambios circulatorios. Al parecer, el sistema nervioso simpático también ejerce influencia sobre la actividad motora. El mecanismo puede actuar directo sobre el músculo o indirectamente sobre neuronas motoras a través de efectos de control mediados por la circunvolución cerebral límbica. Por lo general se asume que las vías nerviosas para las glándulas salivales llegan por el nervio auriculotemporal (parótida) y las del sistema nervioso simpático a través de la pared adventicia de los vasos sanguíneos. Sin embargo, muchas fibras posganglionares para la glándula parótida, parasimpáticas y secretoras pueden acompañar a la arteria maxilar interna. Se tiene la impresión de que la inervación autónoma de la cápsula de la ATM está dada por el nervio auriculotemporal y el plexo de la arteria temporal superficial. Hablar del término desaferentación se refiere a la pérdida parcial o total del aporte nervioso sensorial a una región del cuerpo, que resulta en cambios en las neuronas del tallo encefálico y que produce dolor. Se dice que el fenómeno posiblemente se presenta después de daño al tejido nervioso durante la extracción de una estructura dental. La desaferentación ‘natural’ relacionada con la exfoliación de dientes primarios no parece ocasionar los cambios centrales en las propiedades fisiológicas de las neuronas en el subnúcleo caudal y el subnúcleo bucal que ocurre en la desaferentación pulpar adulta, donde pueden presentarse cambios degenerativos extensos. Aunque clínicamente aún no es posible establecer la relación causal del dolor con la desaferentación dental, la posibilidad de que exista se ha ido acumulando. Su verificación requiere atención para hacer un diagnóstico de dolor crónico y dar un enfoque conservador a los procedimientos dentales relacionados con la prevención de trauma potencial a los nervios, porque determinar la causa del dolor y su eliminación debe ser una consideración pre-restaurativa odontológica primaria.

Palabras clave:

2010-07-15   |   1,083 visitas   |   8 valoraciones

Vol. 6 Núm.71. Junio 2010 Pags. 10 Odont Moder 2010; 6(71)