Resumen

Introducción: El niño es víctima frecuente de mordeduras por perro; las lesiones que causan se deben al componente penetrante del mordisco, y en el caso de una herida craneofacial, la desvitalización, la rotura y machacamiento de los tejidos son la consecuencia más grave y devastadora de la lesión. El objetivo de este estudio fue analizar las condiciones clínicas predominantes de la herida. Método: Estudio retrospectivo de 146 pacientes que sufrieron mordedura craneofacial por perro observados entre el 2000 y 2007. Resultados: Las edades de los pacientes iban de uno a 15 años. Todos los niños fueron hospitalizados y sometidos a reparación primaria de la herida. Doce tuvieron infección local y nueve requirieron la participación del cirujano plástico. Conclusiones: La herida craneofacial por mordedura de perro debe ser suturada por un cirujano, de preferencia pediátrico, con criterios de cirugía estética reconstructiva.

Palabras clave: Mordedura por perro herida craneofacial cirugía reconstructiva machacamiento de tejidos.

2010-07-15   |   979 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 31 Núm.3. Mayo-Junio 2010 Pags. 89-94 Acta Pediatr Méx 2010; 31(3)