Entrenamiento en laboratorio de microcirugía para la revascularización cerebral

Autores: Chater Cure George, García Roldán Nicolás, Gómez Guerrero Hamed, Peña Quiñones German, Bermúdez Barajas Julio César

Resumen

La idea de llevar más sangre al cerebro para prevenir el infarto y mantener las funciones cerebrales ha estado en la mente de los neurocirujanos por muchas décadas. En el año 1967 el doctor M. G. Yasargil realizo la primera anastomosis microvascular cerebral de la arteria temporal superficial (ATS) a la arteria cerebral media (ACM). Esta cirugía impulso la neurocirugía en un paso agigantado hacia el campo de la microcirugía y la revascularización cerebral. Durante las décadas que siguieron estas técnicas quirúrgicas fueron usadas con tratamiento definitivo y adyuvante para enfermedades vasculares extracraneanas e intracraneanas, tumores de la base del cráneo, aneurismas, fistulas carotido cavernosa, isquemia cerebral aguda, vasoespasmo y la Enfermedad Moyamoya. La cirugía cerebrovascular requiere un entrenamiento extensivo para lograr realizar las diferentes intervenciones de un modo adecuado y seguro. Las técnicas de anastomosis microvascular son muy difíciles de realizar y necesitan de una destreza que se logra obtener con el entrenamiento. Los procedimientos de laboratorios son un buen instrumento para realizar los ejercicios necesarios para obtener la experiencia y realizar la curva de aprendizaje de estos procedimientos quirúrgicos. El entrenamiento de laboratorio se realiza con el uso de microscopio y realizar las diferentes técnicas en material artificial como guantes y tubos de silastico, especímenes muertos, muslo y alas de pollo o cuellos de pavo y en animales vivos entre los cuales se encuentran los conejos, ratas y puercos. En este artículo queremos hacer una revisión de la cirugía de revascularización cerebral y del entrenamiento en laboratorio para poder amaestrar estas cirugías.

Palabras clave: Microcirugía modelo de entrenamiento anastomosis microvascular Bypass EC/IC aneurismas revascularización cerebral.

2010-09-01   |   1,663 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 34 Núm.1. Agosto 2010 Pags. 58-65 Rev Chile Neuroc 2010; 34(1)