Histopatología y clínica de las aftas

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

La histopatología de estas lesiones es la típica de una úlcera inespecífica, e incluye pérdida brusca de una porción de epitelio con necrosis, corion hiperémico e infiltrado leucocitario. Las glándulas salivales accesorias están afectadas por fibrosis periductal y perialveolar, ectasia ductal e inflamación crónica moderada. En la superficie de la ulceración se encuentra gran cantidad de neutrófilos, linfocitos y monocitos, con crecimiento de microorganismos en la superficie, mientras que en los bordes se observa proliferación endotelial y fi broblástica (tejido de granulación). Por las manifestaciones clínicas, se establecen tres tipos de aftas: menores o leves, mayores o graves y ulceraciones herpetiformes recidivantes que integran la estomatitis aftosa recidivante. 1.- Aftas menores (Afta minor o menor de Mickulicz- 1898). Son pequeñas úlceras de morfología oval o redondeada, de entre 2 y 5mm. de diámetro, pérdida de sustancia superficial, fondo amarillento, necrótico, poco profundas. Los bordes son poco elevados, turgentes, ligeramente indurados, con un halo eritematoso rodeando a la lesión. Se inician como una mancha rosada que en pocas horas se ulcera, junto con un dolor urente, intenso, espontáneo, irradiado, que aumenta con los ácidos y picantes y al masticar y hablar. Si bien se asientan en zonas no quer atinizadas de la mucosa bucal, se localizan, por orden de frecuencia en: mucosa labial, surco vestibular, mucosa yugal, borde lingual, suelo de boca, encía y paladar, habiendo afectación ganglionar en el 50% de los casos. Curan espontáneamente en una semana, sin dejar cicatriz, pero suelen recidivar dejando períodos mas o menos largos sin sintomatología.

Palabras clave:

2010-09-28   |   2,592 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 7 Núm.74. Septiembre 2010 Pags. 4-6 Odont Moder 2010; 7(74)