Factores del paciente para la utilización correcta de las penicilinas en endodoncia

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

Los factores del huésped son los principales determinantes, no sólo del tipo de medicamento seleccionado sino también de sus dosis, vía de administración, riesgos y naturaleza de los efectos indeseables y efectividad terapéutica. En los mecanismos de defensa del paciente intervienen elementos de la inmunidad humoral y celular. Defectos o insuficiencias de tipo, concentración y calidad de las inmunoglobulinas, alteraciones del sistema de inmunidad celular, defectos cualitativos o cuantitativos de células fagocíticas los cuales pueden llevar al fracaso del medicamento a pesar de ser éste apropiado y eficaz; mientras que algunos factores locales como la supuración, que consiste en fagocitos, desechos celulares, fibrina y proteínas, se une a algunos antimicrobianos, con la consiguiente reducción de su actividad antibacteriana. El pH local, generalmente ácido, produce una marcada pérdida de la actividad terapéutica de estos fármacos mientras que potencializa la acción de otros. Las condiciones anaerobias de los abscesos pueden también deteriorar la actividad de algunos de éstos. La penetración de estos agentes en áreas infectadas se ve dificultada debido a que hay menor irrigación vascular. Sólo deben administrarse cuando haya certeza de una infección, cuando sea probable que responda al antimicrobiano, es decir, que no sea vírica, que sea lo suficientemente grave para justificar el tratamiento, y que con su uso podamos prevenir una infección grave, como en el caso de la endocarditis infecciosa. Además, se deben administrar para tratar infecciones con efectos sistémicos, diseminación y sin signos de una posible resolución espontánea. Los signos y síntomas que sugieren el compromiso sistémico o su progresión son: la fiebre, el edema, el trismus y la inflamación que se extiende a los espacios aponeuróticos. La terapia antimicrobiana no sustituye el tratamiento endodóncico, ni el adecuado drenaje de los tejidos blandos.

Palabras clave:

2010-11-03   |   908 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 4 Núm.45. Abril 2008 Pags. Odont Moder 2008; 4(45)