Bases para la utilización correcta de los antimicrobianos en Odontología

Autor: Viel Clément

Fragmento

Para el correcto empleo de los antimicrobianos, el odontólogo debe tener en cuenta una serie de principios básicos: 1. Indicaciones de la antimicrobioterapia. Los antimicrobianos pueden utilizarse con fine curativos o terapéuticos o con carácter preventivo o profiláctico. El uso terapéutico vendrá determinado por la clínica o los síntomas del paciente. La fiebre suele ser indicativa de un proceso infeccioso, pero puede estar producida por una infección vírica (donde estos agentes no son sensibles a los antimicrobianos); o no ser de origen microbiano (por ejemplo, procesos neoplásicos). Además hay enfermedades bacterianas que no requieren tratamiento antimicrobiano, o éste puede ser cuestionado. El empleo indiscriminado, con finalidad profiláctica, puede colaborar en la selección de cepas multirresistentes, sin contar con los posibles efectos secundarios de muchos de ellos. Su uso preventivo debe restringirse a los casos de un alto riesgo infeccioso, eligiendo los de espectro reducido, que indican pocas resistencias, sean poco tóxicos y que la experiencia previa hay demostrado su utilidad en el cuadro concreto que se desea prevenir.

Palabras clave:

2010-11-03   |   1,640 visitas   |   3 valoraciones

Vol. 4 Núm.44. Marzo 2008 Pags. Odont Moder 2008; 4(44)