Lenguaje no verbal en Odontología pediátrica

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

En 1964, el doctor John Bauer, uno de los fundadores de la especialidad de odontología infantil, afirmaba lo siguiente en relación con la técnica que se conoce como control con la voz del paciente infantil: “El control de la voz que utiliza el odontólogo es un factor de suma importancia en el tratamiento del paciente”. El tono y el énfasis al hablar con el niño producen reacciones favorables o desfavorables. Pese a que muchos odontólogos han identificado el valor de este tipo de control y han dominado de manera satisfactoria técnicas vocales de entonación y dicción, se justifica realizar investigaciones adicionales en este ámbito. La voz, con ciertas cualidades bajo control, ha motivado la paz entre naciones, ha cautivado a públicos de todas las edades y puede tener una profunda influencia en el patrón conductual del individuo. Es un instrumento poderoso que se usa en muy pocos casos cuando hay problemas de la conducta en el niño. La odontología puede, por tanto, aprender mucho del valor de esta técnica. Sin embargo, con el artículo Voice Control: An Old Technique Reexamined (Control de la voz: revisión de una técnica antigua), en 1985 Pinkham concluyó que las expresiones faciales tienen exactamente la misma importancia que la voz si no es que más, durante el fenómeno que por tradición se conoce como control de la voz. Observó que la expresión facial transmite al niño la idea de la seriedad y el control que tiene el odontólogo. En otras palabras, la voz y el rostro infunden poder para tratar al niño, misma conclusión a la que han llegado diversos especialistas en comunicación verbal de otras disciplinas, desde Darwin en 1904 hasta Allport. Baker, Goodenough y Mehrabian.

Palabras clave:

2010-11-03   |   2,998 visitas   |   3 valoraciones

Vol. 4 Núm.42. Enero 2008 Pags. Odont Moder 2008; 4(42)