Conmoción retiniana:

Detección mediante la clasificación estandarizada de trauma ocular 

Autores: Lima Gómez Virgilio, Mora Pérez Elizabeth

Resumen

Introducción: La conmoción retiniana, alteración traumática de la retina más frecuente, afecta al 8.6% de los ojos con trauma cerrado tipo A. Puede asociarse a otras lesiones y confundirse con desprendimiento de retina. Objetivo: Identificar si las variables grado y pupila de la clasificación estandarizada de trauma permiten sospechar la presencia de conmoción retiniana en ojos con y sin otras lesiones asociadas. Material y método: Se seleccionaron las interconsultas por trauma con conmoción retiniana y se recalificaron según la clasificación estandarizada. Se integraron dos grupos: 1: conmoción retiniana aislada y 2: con otras lesiones asociadas. Se determinó la proporción de ojos con grado 1, 2, 3, 4 y 5, y con pupila positiva y negativa. Las diferencias entre grupos se analizaron mediante χ2. Resultados: Se incluyeron 63 ojos, con rango de edad de 5 a 55 años (promedio 24.38). El trauma fue tipo A en 55 ojos (87.3%) y D en 8 (12.7%). El grado fue 1 en 27 ojos, 2 en 24, 3 en 5, 4 en 5 y 5 en 2. La pupila fue positiva en 3 ojos (4.8%). Once ojos correspondieron al grupo 1 (17.5%) y 52 al 2 (82.5%). No existió diferencia entre la proporción de los diversos grados y pupila entre los grupos. Discusión: Las variables grado y pupila en forma aislada no permitieron identificar los ojos con conmoción retiniana: 42.9% de ellos presentaron agudeza visual mejor o igual a 20/40. El fondo del ojo debe evaluarse en todos los pacientes con trauma ocular.

Palabras clave: Conmoción retiniana clasificación estandarizada retina trauma ocular.

2010-11-05   |   2,556 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 5 Núm.1. Enero-Abril 2002 Pags. 11-15 TRAUMA 2002; 5(1)