Topografía de los cuerpos extraños corneales:

utilidad para su tratamiento 

Autores: Lima Gómez Virgilio, Rodelas Hernández Elizabeth

Resumen

Introducción: El trauma cerrado tipo C (cuerpo extraño superficial) es una lesión que comúnmente compromete la córnea. Si no se trata oportunamente puede ocasionar una opacidad, que limite la visión en caso de afectar la región central. Su tratamiento en un servicio de urgencias en ocasiones se ve limitado por no conocer qué proporción de los cuerpos extraños es accesible para su manejo, por estar localizados en una zona de la córnea con mayor espesor. Objetivo: Identificar la distribución topográfica de los cuerpos extraños superficiales corneales, para poder determinar la proporción que puede manejarse en un ser-vicio de urgencias. Material y método: Se revisaron las interconsultas por trauma ocular efectuadas entre 1996 y julio de 2001. Se incluyeron los pacientes con el diagnóstico de cuerpo extraño superficial corneal. Para la clasificación topográfica se dividió a la córnea en cinco zonas: central, nasal superior, nasal inferior, temporal superior y temporal inferior. Resultados: Se incluyeron 130 ojos de 130 pacientes; 121 del sexo masculino (93.1%) y 9 del femenino (6.9%), con rango de edad de 6 meses a 69 años (promedio 32.4). Las zonas afectadas en orden decreciente fueron: central (35.4%), temporal inferior (29.2%), nasal inferior, (21.5%), nasal superior (9.2%) y temporal superior (4.5%). La afección periférica representó el 64.6% de los casos. Discusión: Casi dos terceras partes de los cuerpos extraños corneales se localizan por fuera del área central. Estas características hacen de su manejo una práctica accesible para el médico de primer contacto mediante maniobras gentiles, para posteriormente completar el manejo por un oftalmólogo.

Palabras clave: Córnea cuerpo extraño superficial trauma ocular.

2010-11-05   |   716 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 5 Núm.1. Enero-Abril 2002 Pags. 16-19 TRAUMA 2002; 5(1)