Medidas de precaución universales:

Desinfección y esterilización en el consultorio dental 

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

Una serie de enfermedades infecciosas, como la hepatitis B y C, el sida o tuberculosis, se pueden adquirir y ser transmitidas en el consultorio dental. Odontólogos, estomatólogos y estudiantes en formación deben conocerlas y estar al día en todo lo referente a ellas. Desde finales de la década de 1980, se asiste a una auténtica revolución en la adopción de medidas preventivas en este campo. Han surgido numerosas recomendaciones desde muy diversas entidades y organismos: CDC* (Center for Disease Control, Centro para el Control de Enfermedades) OSHA* (Occupational Safety and Health Administration, Administración de Salud y Seguridad Ocupacional) HCW* (Health Care Worker, Cuidado de la Salud del Trabajador) y EPA* (Environmental Protection Agency, Agencia de Protección Abmiental), la DA (Asociación dental Americana), DFI (Federación Dental Internacional; todas con una filosofía en común de las precauciones universales: la sangre y otros líquidos de todos los pacientes deben ser manipulados como si estuvieran contaminados por micoorganismos productores de enfermedades. Por tanto, son utilizados términos como desinfección o esterilización en respuesta de estas precauciones universales, aunque es común que se confundan.

Palabras clave:

2010-11-29   |   967 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 4 Núm.40. Noviembre 2007 Pags. Odont Moder 2007; 4(40)