Importancia de la estructura y los márgenes en restauraciones dentales

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

La solidez estructural dental está relacionada con la minuciosidad del tallado de la preparación, que debe proyectarse de modo que la restauración pueda tener el grueso de material necesario para resistir las fuerzas de la oclusión. Además, los contornos de la restauración deben ser lo más próximos a los ideales, para evitar tanto problemas periodontales como oclusales. El espacio interoclusal es uno de los parámetros más importantes para conseguir un grosor adecuado y solidez del material restaurativo. Debe haber un espacio de 1.5mm en las cúspides funcionales (la palatina en los molares y premolares del maxilar superior y las vestibulares o bucales en las estructuras dentales posteriores inferiores). No se requiere tanto espacio en las cúspides no funcionales, y en estos casos 1mm es suficiente. En los dientes en malposición no siempre serán las cúspides de trabajo las palatinas superiores y las vestibulares o bucales inferiores, y en estos casos se necesita aplicar un buen criterio clínico para obtener la solidez estructural. Al mismo tiempo, por esta malposición, pueden tener caras oclusales no paralelas al plano oclusal. Por consiguiente, en estos dientes no siempre es necesario reducir 1mm la superficie oclusal para obtener un espacio interoclusal correcto, pues si es insuficiente, la restauración será débil, obligará a una anatomía plana y poco definida de la cara oclusal de la restauración, y facilitará su perforación durante el acabado en boca o por el uso. El tallado debe reproducir los planos inclinados básicos de la superficie oclusal, para conseguir un espacio interoclusal adecuado sin un acortamiento excesivo del muñón. Tallando una cara oclusal plana se acorta mucho el muñón, que ya suele tener una altura muy próxima a la mínima necesaria para una buena retención. De igual manera, es importante hacer la reducción necesaria en los surcos y fosas anatómicas de la superficie oclusal, para disponer de suficiente espacio para modelar una buena morfología funcional.

Palabras clave:

2011-01-14   |   2,023 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 7 Núm.77. Diciembre 2010 Pags. 12-13 Odont Moder 2010; 7(77)