Profundización de pensamiento en el diagnóstico odontológico

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

La profundización en los mecanismos de pensamiento del odontólogo clínica se expresa en cinco aspectos del proceso diagnóstico: 1. Generación o evocación de hipótesis diagnósticas. 2. Depuración de estas hipótesis. 3. Pruebas diagnósticas. 4. Razonamiento causal. 5. Verificación del diagnóstico. El auxilio conceptual de las ciencias de la computación, aunado a la experiencia, más que sustituir el razonamiento humano, lo va perfeccionando, al facilitar al hombre que se conozca mejor a sí mismo, objetivo planteado por Quilón de Esparta, uno de los siete sabios de la Grecia clásica, al que se dio fuerza y contundencia intelectual Sócrates. Las estrategias diagnósticas son instrumentos que están a disposición de cualquier odontólogo que busque aprovechar mejor sus propios recursos intelectuales, en razón de una de las cualidades que dan sentido a la Odontología Clínica: la capacidad para comprender al paciente, como sucede al aplicar la inferencia estadística al diagnóstico por medio del análisis de decisiones, a partir del cálculo matemático de probabilidades. No sólo es aplicable al diagnóstico, sino también a la terapéutica y a toda situación es que es importante escoger entre diversas opciones. Se utiliza no en las decisiones con incertidumbres y riesgos mínimos, sino más bien en las difíciles, donde la esquematización del pensamiento clínico y la estimación probabilística de los desenlaces permite obtener la conclusión más adecuada. Para su cálculo, es indispensable conocer la frecuencia con que se presentan, en condiciones similares, cada una de las opciones entre las cuales hay que decidir. El inconveniente principal de este procedimiento es que la gran mayoría de las veces se produce una decisión fría, basada sobre el cálculo matemático de probabilidades de un acontecimiento o el costo económico de una u otras decisiones, sin tomar en cuenta valores humanistas, como el sufrimiento, calidad de vida, recuperación de las funciones bucodentomaxilares, estética, etcétera. Existen estrategias que permiten tomar en cuenta estos otros valores, muchas veces soslayados, como asignarles a cada uno un número degradado, aunque esta decisión introduce una variable más a considerar en el cálculo, lo complica y por tanto, la decisión se vuelve más compleja.

Palabras clave:

2011-03-11   |   993 visitas   |   9 valoraciones

Vol. 3 Núm.27. Octubre 2006 Pags. Odont Moder 2006; 3(27)