Crecimiento y desarrollo de cara y cráneo en el paciente recién nacido

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

Los lactantes tienen la boca pequeña y virtualmente carecen de mentón. Su cara es pequeña, aunque los ojos, en comparación con el tamaño reducido de la cara, son muy grandes. Es difícil imaginar la diversidad de fisonomías individuales que se desarrollan en el curso de la niñez y la adolescencia de estas caras pequeñas tan similares. Al nacimiento, la maxila es muy baja en la parte frontal y relativamente pequeña. A los nueve meses, la mandíbula se hace más ancha y alta en grado considerable. Asimismo, hay un aumento notable en los senos maxilares. Al nacimiento, los huesos que componen el cráneo no están fusionados, sino separados por seis brechas llenas de membrana, llamadas frontanelas. Cada una de estas áreas se cierra por completo, por medio de osificación, durante los dos años consecutivos al nacimiento.

Palabras clave:

2011-03-11   |   1,179 visitas   |   15 valoraciones

Vol. 2 Núm.19. Febrero 2006 Pags. Odont Moder 2006; 2(19)