La memoria y el alma

Autor: Carballo Junco José Antonio

Fragmento

La Memoria, ese proceso que la Psicología ha definido como la capacidad de almacenamiento y recuperación de la información en el cerebro, y que es básico en el aprendizaje y en el pensamiento, está formada por al menos cuatro tipos de recuerdo: reintegración, reproducción, reconocimiento y reaprendizaje. La reintegración supone la reconstrucción de sucesos o hechos sobre la base de estímulos parciales, que sirven como recordatorios. La reproducción es la recuperación activa y sin ayuda de algún elemento de la experiencia pasada (por ejemplo, de un poema memorizado). El reconocimiento se refiere a la capacidad de identificar estímulos previamente conocidos. Y por último, el reaprendizaje muestra los efectos de la memoria: la materia conocida es más fácil de memorizar una segunda vez. El fenómeno del olvido también ha sido constante objeto de estudio por parte de los psicólogos. Normalmente se da primero el olvido rápido, al que sigue una pérdida de memoria más lenta. Sin embargo, aumentar la cantidad de información retenida puede lograrse practicando activamente la reproducción durante el aprendizaje, mediante revisiones periódicas del material aprendido, y sobreaprendiendo el material más allá del punto de mero dominio.

Palabras clave:

2011-03-11   |   1,371 visitas   |   4 valoraciones

Vol. 1 Núm.10. Mayo 2005 Pags. Odont Moder 2005; 1(10)