La significancia clínica de los términos eficacia, efectividad y eficiencia en la investigación clínica

Autor: Morgan Ortiz Fred

Fragmento

El epidemiológico pionero Archie Cochrane definió tres conceptos relacionados a la evaluación de intervenciones en estudios de investigación: Eficacia se refiere a la magnitud en la cual una intervención es benéfica o causa daño bajo circunstancias ideales (esto funciona o no funciona?); Efectividad se refiere a la evaluación de si una intervención hace más bien que daño cuando el clínico la administra a sus pacientes bajo condiciones usuales (es decir, es hacerse la siguiente pregunta: ¿Esto funciona en la práctica?). Otro término comúnmente utilizado es el de Eficacia, el cual mede el efecto de una intervención en relación a los recursos que esto consume (¿vale la pena utilizarlo? Esto es, en relación a la evaluación de riesgo-beneficio o costo-beneficio). Cuando un estudio se realiza tratando de emular las condiciones de la práctica clínica diaria, estaríamos hablando de efectividad. En estos estudios se incluyen pacientes que los clínicos ven diariamente en su consulta, con rango amplio de características, de tal manera que el estudio está diseñado para cubrir las necesidades de diferentes pacientes en la práctica clínica diaria. Estos estudios a diferencia de los estudios de eficacia que generalmente se llevan en condiciones controladas de laboratorio o en pacientes ideales que difícilmente reflejan el espectro tan amplio de pacientes que ven la práctica clínica diaria. Los estudios de efectividad tratan de ayudar a pacientes y clínicos a tomar decisiones clínicas.

Palabras clave:

2011-05-09   |   17,040 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 2 Núm.1. Enero-Marzo 2011 Pags. 3-4 Rev Med UAS 2011; 2(1)