Fragmento

El mieloma múltiple es un tumor de células plasmáticas incurable que causa aproximadamente 20% de las muertes atribuibles a las neoplasias hematológicas y 2% de las imputables a todos los tipos de cáncer. El mieloma es un padecimiento que en 80% de los casos genera dolor óseo, alta incidencia de fracturas y, desde luego, anemia e infecciones frecuentes. El paciente que padece de mieloma activo tiene una calidad de vida bastante pobre, sin embargo, gracias a los nuevos medicamentos, en la actualidad podemos brindarle un tratamiento que puede reducir la masa tumoral, las fracturas, disminuir las infecciones, desaparecer de manera paulatina la anemia, así como detener los sangrados, permitiéndole tener una mayor y mejor calidad de vida. Vale entonces indicar el tratamiento de manera temprana y agresiva para poder llegar a esa remisión. En necesario recalcar que todos los medicamentos conllevan un efecto colateral, como es el caso de la quimioterapia convencional, que causa náuseas y caída del pelo, pero bien utilizada es muy útil y todos esos problemas se resuelven de una manera favorable, permitiéndole al paciente gozar de una calidad de vida muy buena. Un ejemplo es el tratamiento que se utiliza ahora con trasplante de médula o trasplante de células hematopoyéticas en donde se da una inducción y luego la quimioterapia, que conlleva a todas esas toxicidades. Sin embargo, el paciente eventualmente queda libre de la enfermedad, de drogas y goza de una calidad de vida bastante buena. Por otra parte, cabe apuntar que un enfermo de edad avanzada o bien con otras patologías cuya condición no le van a permitir tolerar la quimioterapia, no es candidato a transplante. Por tanto, debemos buscar un esquema de tratamiento que pueda reducir la enfermedad de manera efectiva, pero también aminorar los efectos colaterales. Ése es el objetivo al que estamos tratando de enfocarnos con la lenalidomida, que es un medicamento muy efectivo el cual ofrece una actividad bastante alta, con una buena tolerancia a corto y largo plazo. Con este fármaco se ha cumplido la promesa de reducir la toxicidad y aumentar la eficacia, ya que tiene un perfil de seguridad muy alto, causa pocos efectos colaterales y además se pude emplear de manera secuencial con otros medicamentos; hoy en día, es el fármaco más activo que existe contra el mieloma. Sin embargo, es de suma importancia señalar a las pacientes en edad fértil que eviten quedar embarazadas mientras se encuentran en tratamiento, ya que podría ocasionar defectos congénitos. Cabe destacar que antes este tipo de enfermos vivían aproximadamente tres años, pero ahora con estos medicamentos se les ofrece una sobrevida de 10 años, y utilizándolos de manera secuencial, hasta una buena calidad de vida también.

Palabras clave:

2011-05-19   |   579 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 34 Núm.399. Febrero 2011 Pags. 9 Prescripción Médica 2011; 34(399)