Mediastinitis necrotizante descendente secundaria a infección periodontal con extensión a pleura y peritoneo.

Reporte de un caso y revisión 

Autores: Villanueva Rangel Juan Carlos, Bravo Martínez Arnulfo, Segura Vimbela Lizette, Villalobos Crespo Erika, Almazán Jiménez Juan José

Resumen

La mediastinitis necrotizante descendente es una infección mediastínica que comienza en la región orofaríngea y se disemina a través de los espacios faciales hacia el mediastino. Es una complicación primaria de una infección cervical u odontológica que se disemina hacia el mediastino bajo a través de los espacios anatómicos, en algunos casos esta complicación es secundaria a la diseminación de infecciones desde otros sitios o a trauma, las causas se agrupan en 4 categorías: perforación esofágica, infección de cabeza y cuello, infección originada en otro sitio y cirugía cardiotorácica. La causa más común en nuestro medio es la odontológica seguida de infecciones de vías aéreas superiores. Esta predomina en hombres (85%) con edad promedio de 35a. Se le atribuye una alta letalidad cercana al 50%, aunque autores reportan una mortalidad del 14 al 40%. Existe una forma localizada que es la infección que abarca el mediastino superior (por arriba de la carina), y extensa que va al mediastino inferior. Existen 3 rutas potenciales para la extensión de la infección, la retrofaríngea, la perivascular y la pre traqueal, el espacio retroesofágico es la vía de extensión más importante. La flora bacteriana reportada en la literatura es muy variada, Streptococcus B Hemolítico y bacterias anaerobias se mencionan como causas frecuentes, así como: Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa, Enterobacter cloacae, Staphylococcus coagulasa negativo, Micrococcus sp, además Prorotheca wickerhami, Stenotrophomonas maltophilia y Candida albicans.

Palabras clave: Mediastinitis infecciones profundas de cuello absceso odontogénico.

2011-05-20   |   2,076 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 6 Núm.1. Febrero 2009 Pags. 38-45 MEDICRIT 2009; 6(1)