Retroalimentación durante el proceso de enseñanza–aprendizaje:

un arma de doble filo 

Autor: Fonseca Heberto

Resumen

La retroalimentación debe acompañar al proceso enseñanza-aprendizaje a lo largo de toda su extensión, con la intención de dar inmediata y oportuna información al alumno acerca de la calidad de su desempeño para que realice las correcciones necesarias con el objeto de mejorar su competencia. La retroalimentación no está restringida sólo a corregir los errores y omisiones que cometa el aprendiz para que se haga cada vez más competente (retroalimentación negativa), si no, también, para que se dé cuenta de sus aciertos (retroalimentación positiva), como una forma de estimularlo para hacer las cosas cada vez mejor. Es una forma de aumentar su motivación intrínseca para aprender y/o trabajar con mayor eficiencia.

Palabras clave:

2011-05-31   |   139,421 visitas   |   11 valoraciones

Vol. 2 Núm.1. Enero-Junio 2009 Pags. 50-52 Sal Art Cuidad 2009; 2(1)