Resumen

La uña, al igual que la piel, presenta patología inflamatoria, tumoral, traumática, infecciosa o secundaria a enfermedades sistémicas, que en muchas ocasiones debe ser corregida con algún procedimiento quirúrgico. La cirugía de uña incluye la toma de biopsia, corrección de onicocriptosis, extirpación de tumores, y reconstrucción del aparato ungueal. Como parte de la información general del dermatólogo, es importante conocer las técnicas para realizar procedimientos quirúrgicos, diagnósticos y/o terapéuticos del aparato ungueal.

Palabras clave:

2011-06-15   |   726 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 9 Núm.2. Abril-Junio 2011 Pags. 122-129 Dermatología CMQ 2011; 9(2)