Resumen

El embarazo abdominal es el que se implanta en alguna de las estructuras del abdomen; representa riesgo de muerte materna siete veces mayor que el embarazo tubario y de hasta 90 veces más que el normal. Los casos previos se han diagnosticado erróneamente como absceso en el fondo de saco de Douglas, y en la mayor parte hubo óbitos o mortinatos. Se comunica el caso de una paciente de 27 años de edad con embarazo de 25.2 semanas, placenta previa y anhidramnios, referida por no definirse el contorno uterino, fácil palpación de las partes fetales, polo cefálico en el hipocondrio izquierdo, masa que ocupaba el hipogastrio, no delimitable, con dolor a la moviliza¬ción, sin sangrado transvaginal y movimientos fetales. Se decidió interrumpir el embarazo debido a: oligohidramnios grave, retraso en el crecimiento fetal intraabdominal y dolor abdominal materno recurrente. La intervención quirúrgica se realizó para atender la necesidad obstétrica; los datos coincidieron con embarazo ectópico abdominal, lecho placentario en el cuerno uterino derecho, de 30 semanas de gestación. El embarazo abdominal sigue siendo un reto para los obstetras, por el diagnóstico y tratamiento que implica. El diagnóstico oportuno consiste en prevenir una hemorragia intraabdominal, que es la principal causa de mortalidad materna.

Palabras clave: Embarazo abdominal complicaciones obstétricas histerectomía.

2011-06-17   |   381 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 76 Núm.10. Octubre 2008 Pags. 615-620 Ginecol Obstet Méx 2008; 76(10)