Resumen

El tabaquismo es la primera causa de muerte evitable en la Argentina que se lleva unas 45.000 vidas por año. Se sabe que el 33% de los adolescentes consume cigarrillos, comenzando a fumar antes de los 16 años con una tendencia a empezar cada vez más temprano. Debido a la falta de estudios locales que aporten conocimientos acerca de este grave problema sanitario, el presente estudio pretende determinar los motivos que llevan a un adolescente a iniciarse en el tabaquismo; estimar la edad promedio de comienzo; determinar el nivel de dependencia física de los adolescentes fumadores; así como identificar el nivel de motivación para dejar de fumar en los adolescentes fumadores, a fin de desarrollar medidas de prevención primaria. Se realizó un estudio de tipo corte transversal en los cursos 4°, 5° y 6° de la población escolar secundaria de tres colegios públicos de la Ciudad de Córdoba en la República Argentina, en Junio de 2008, el cual incluyó a 173 alumnos. La prevalencia para todos los encuestados, arrojó un 55% para los que nunca fumaron, 36% para los que fuman actualmente, y 9% para los que dejaron de fumar. Se registró entre los adolescentes fumadores un altísimo porcentaje de amigos que fuman, como así también (pero en menor medida) de padres y otros familiares fumadores. La influencia de los amigos fue entonces mayor que la de los padres y hermanos. La mayoría de los encuestados fuman menos de cinco cigarrillos por día, ocurriendo esta situación con mayor frecuencia en las mujeres en las que se registro menos consumo con respecto a los hombres. Además aproximadamente el 70% de los adolescentes fuman por costumbre, para combatir el aburrimiento, calmar los nervios, etc., mientras que el resto lo hace por placer o por necesidad, por lo que entendemos un bajo nivel de dependencia física. La totalidad de los adolescentes refirió conocer las consecuencias de fumar, lo que demuestra que el conocimiento no se considera como factor protector ya que estos saben que no deben fumar pero adoptan una conducta desafiante y continúan haciéndolo. Con los datos antes mencionados pensamos que sería necesario trazar estrategias en las que se haga conciencia en la comunidad de este problema de salud y fomentar una activa participación social y comunitaria.

Palabras clave:

2011-08-08   |   549 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 1 Núm.1. Enero-Abril 2009 Pags. 37-42 Inf. Méd. y Cs. Salud 2009; 1(1)