La ciencia y el arte en el examen físico

Autor: Rodríguez Rivera Luis

Resumen

Hay 2 cosas que no intenta hacer esta revisión, por razones elementales: Describir los pasos internacionalmente aceptados para realizar un examen físico. Para ello se pueden consultar muchas obras. Describir la técnica para realizar esta examen. Primero, porque también está en esos libros y segundo y más importante, porque realizar un buen examen físico a un paciente es una habilidad, una destreza, y no un conocimiento. Obviamente, esta técnica y estas habilidades surgieron como una necesidad de los conocimientos adquiridos a lo largo de siglos de ejercicio médico y sobre todo después del nacimiento del enfoque clinico-anatómico o anátomo-clínico, que comenzó sobre bases firmes a fines del siglo XVIII y alcanzó su máximo desarrollo en los siglos XIX y primera mitad del XX. Pero deseo repetir que son destrezas, que no se encuentran en la esfera cognoscitiva, sino en la conativa. Por más que se lea y se memorice, sólo se aprende a hacer un examen físico adecuado, haciéndolo, valga la redundancia, es decir, repitiéndolo innumerables veces en los enfermos o en los sanos; pero además, esto no puede ser al inicio una tarea solitaria, sino que el que aprende necesita irremisiblemente la guía y la retroalimentación de un experto, tanto para la semiotécnica como para la semiografía. El semiodiagnóstico puede entonces buscarse en los libros. Insistiré nuevamente sobre este problema, que es crucial tanto en el interrogatorio como en el examen físico; si yo afirmo que una tumoración en el cuello está producida por el tiroides y tiene nódulos, o si afirmo que el paciente tiene un soplo diastólico aórtico, sobre esto no puede haber dudas. Mientras existan dudas no puedo hablar de sus causas. Sería tan inútil como buscar al autor de un robo si se duda de que hubo un robo. Esta es dicho sea de paso la limitación que considero más importante al diagnóstico por sistemas computarizados. Además de que el diagnóstico debe ser siempre individual, analizado, y ello requiere pensamiento y creatividad, no sólo búsqueda mecánica. Si los datos semiológicos la historia clínica no son fidedignos, habrá error diagnóstico casi siempre, y estas habilidades semiológicas están sólo en manos de los humanos.

Palabras clave: Examen físico clínico-anatómico.

2003-01-30   |   6,333 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 1 Núm.1. Noviembre-Diciembre 2000 Pags. 28-31. Ateneo 2000; 1(1)