¿Epidemiología clínica o epidemiología para clínicos?

Autor: Espinosa Brito Alfredo Darío

Resumen

A mediados del siglo XIX, el debate entre las teorías contagionista y anticontagionista constituía el centro de las discusiones científicas más avanzadas sobre el origen de las enfermedades. Con la comprobación de los agentes microbianos como causa de las enfermedades infecciosas las predominantes hasta el siglo XIX, prácticamente se aceptó que todas las enfermedades eran producidas por agentes externos, "socialmente neutros", como los microbios, y las determinantes sociales de la enfermedad quedaron relegadas, cuando más, a un segundo plano. Como se ha reconocido posteriormente, éste fue, sin dudas, un salto atrás en la conceptualización etiológica más general del proceso salud/enfermedad. Significativamente, Rudolf Virchow, el gran patólogo alemán, promotor fundamental de la teoría biológica de la enfermedad, donde la lesión anatómica como expresión fundamental de enfermedad y muerte ha llegado hasta nuestros días, fue también el iniciador de la visión social de la enfermedad. El impulso inicial que llevó a los clínicos que fundaron la Sociedad Epidemiológica de Londres en 1850, fue la no mejoría de la situación de salud de la población que atendían, a pesar de las muchas acciones clínicas individuales que realizaban en las personas enfermas que ellos asistían. Ya ellos intuyeron la existencia de otros factores predominantes sociales, que eran determinantes importantes en la salud/enfermedad de la población. De aquí la denominación de epidemiología, que quiere decir "lo que está por encima, sobre, el pueblo". Sin embargo, con el tiempo los orígenes clínicos de la epidemiología cayeron en el olvido y, hasta hace poco, la mayoría de los clínicos contemporáneos no tenían una perspectiva de la población como un todo.

Palabras clave: Origen de las enfermedades agentes externos.

2003-01-30   |   2,905 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 1 Núm.1. Noviembre-Diciembre 2000 Pags. 64-71. Ateneo 2000; 1(1)