El retiro profesional del médico.

Dinámica familiar 

Autor: Aguirre Gas Héctor G.

Resumen

El ser humano tiene una resistencia natural a pensar en la vejez, tanto en lo personal como en lo profesional. Los gobiernos han dirigido sus esfuerzos con éxito a prolongar el tiempo de vida de la población, situación que ya constituye un problema social y económico. «Viejo es una persona con limitaciones físicas, intelectuales y emocionales, que reduce su autonomía y bienestar, como consecuencia del transcurso de los años vividos». No todos envejecemos a la misma edad, dependiendo de la salud, los hábitos, el ejercicio físico e intelectual, el estado nutricional, los vicios y la actitud. Un médico puede decidir ya no seguir ejerciendo por: problemas de salud, porque ya no desee hacerlo, porque no se sienta competente, por el riesgo de tener que afrontar una queja o una demanda, por tener un nuevo proyecto de vida o porque ya no tenga pacientes. Las opciones que tenga un médico al retirarse dependerán de su edad, estado de salud, etapa del proceso de envejecimiento en que se encuentre: productiva, de autonomía, dependencia o senectud, sus condiciones físicas y mentales, preparación y actualización profesional, situación económica y entorno familiar. Puede permanecer independiente, incorporarse a otra familia o refugiarse en un asilo.

Palabras clave: Retiro médico dinámica familiar envejecimiento.

2011-08-17   |   938 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 147 Núm.3. Mayo-Junio 2011 Pags. 250-255 Gac Méd Méx 2011; 147(3)