Resumen

Después de la tragedia causada por los efectos teratogénicos de la talidomida, a finales de la década de 1950 e inicios de 1960, este medicamento ha resurgido de manera relevante para el tratamiento de múltiples enfermedades. A pesar de que hoy solo está aprobado por la FDA para eritema nudoso leproso y mieloma múltiple, se usa extensamente en otras patologías. Gracias a sus mecanismos de acción y a sus efectos antiinflamatorios, inmunomoduladores, y anti angiogénicos, se propone como un fármaco de gran utilidad en el campo de la dermatología. Los efectos terapéuticos, hasta el momento, son promisorios en la mayoría de los casos. Los mejores resultados se han descrito en el prúrigo actínico, el eritema nudoso leproso, la estomatitis aftosa, la enfermedad de Behçet, el lupus eritematoso, y el prúrigo nodular. No obstante, su seguridad sigue generando controversia en la literatura actual.

Palabras clave: Talidomida dermatología efectos adversos.

2011-10-06   |   921 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 9 Núm.4. Octubre-Diciembre 2011 Pags. 298-305 Dermatología CMQ 2011; 9(4)