Uso de endoprótesis fenestrada para la reparación de aneurismas aórticos complejos.

Reporte de dos casos 

Autores: Bergoeing R Michel, Mertens M Renato, Valdés E Francisco, Mariné M Leopoldo, Krämer Sch Albrecht, Vergara M Jeannette

Resumen

La reparación endovascular de un aneurisma aórtico abdominal infrarrenal (EVAR) se ha popularizado en la última década. Sin embargo, hasta ahora los pacientes con aneurisma aórtico abdominal yuxtarrenal (AAAY) o aneurisma aórtico tóracoabdominal (AATA) no eran candidatos a EVAR por ausencia de una zona sana donde apoyar la endoprótesis tubular. La reparación convencional se asocia a una morbimortalidad considerable, por lo que se han desarrollado endoprótesis capaces de acomodar ramas de la aorta que permiten tratar estos aneurismas en forma mínimamente invasiva. Presentamos la experiencia inicial de dos casos, ambos de sexo masculino y portadores de enfermedad coronaria considerados de alto riesgo para cirugía abierta. El primero, portador de un AAAY sacular de 4.1 cm de diámetro; se repara mediante el uso de endoprótesis fenestrada con ramas a ambas arterias renales (AR), arteria mesentérica superior (AMS) y una escotadura para el tronco celíaco (TC). El otro, portador de AATA de 5.9 cm de diámetro, un puente aorto bifemoral previo y TC crónicamente ocluido; se repara con endoprótesis fenestrada con ramas para las AR y AMS. Ambos pacientes presentaron una evolución post operatoria favorable. El seguimiento a 11 meses para el primero y 30 días para el segundo demuestra exclusión del aneurisma y permeabilidad de todas las arterias revascularizadas. Este nuevo procedimiento terapéutico abre la posibilidad de tratar pacientes de alto riesgo, portadores de aneurismas aórticos complejos, para los que una alternativa convencional implica un alto riesgo quirúrgico.

Palabras clave: Aneurisma aórtico toracoabdominal aneurisma aórtico abdominal prótesis aorta.

2011-10-21   |   508 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 63 Núm.5. Octubre 2011 Pags. 519-523 Rev Chil Cir 2011; 63(5)