Resumen

La anafilaxia es un síndrome clínico caracterizado por una respuesta local o sistémica a varios estímulos. Resulta de la liberación de mediadores de diversas células inflamatorias. Clínicamente indistinguible, la reacción anafilactoide se diferencia de la anafilaxia porque no participa en su fisiopatogenia la IgE. La mayoría de las reacciones son debidas a: medicamentos, alimentos, piquetes de insectos, aplicación de gammaglobulina o estractos de vacunas de los virus de sarampión, rubéola, parotiditis, contacto con látex, exposición a materiales de medio de contraste, tratamientos hiposensibilizantes, etc. La mayoría de estas reacciones ocurren muy rápidamente, no tienen síntomas prodrómicos y pueden tener efectos dramáticos. Aún cuando hay síntomas iniciales leves la progresión potencial hacia la forma grave e irreversible puede ser encontrada. La respuesta puede ocurrir en minutos u horas, manifestándose en un amplio espectro de signos y síntomas, que van desde una respuesta leve en piel hasta una grave afección cardiorrespiratoria que puede producir la muerte. Es indispensable reconocer los signos y síntomas para un diagnóstico rápido y tratamiento adecuado. La adrenalina constituye la primera línea terapéutica por sus acciones adrenérgicas, acompañada con soluciones cristaloides o coloides para restaurar el volumen vascular, así como antihistamínicos y esteroides (para la fase tardía). El manejo óptimo a largo plazo del paciente incluye la identificación del agente causal, la educación del paciente y de sus familiares.

Palabras clave: Anafilaxia reacciones secundarias a medicamentos.

2003-02-06   |   1,055 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 56 Núm.5. Mayo 1999 Pags. 281-290 Bol Med Hosp Infant Mex 1999; 56(5)